Beneficios e inconvenientes de la Medicina Naturista

La tarea del médico ha sido desde siempre procurar el máximo beneficio para el paciente con el mínimo perjuicio: la Medicina Naturista adhiere a esta premisa, ya que promueve el estado de bienestar relacionado con la salud.

 

En la actualidad se han realizado muchos estudios que  demuestran la eficacia de simples modificaciones en los hábitos para mejorar la calidad de vida de la población: el cambio alimenticio, el estímulo de la actividad física, el buen dormir, el manejo del estrés, etc. son algunas de las propuestas naturales.

 

Los avances de la medicina bio-molecular, con la incorporación de estudios físicos y químicos más sofisticados; los más novedosos de la cronobiología y su relación con el sueño y los horarios -tema fundamental para niños y adolescentes-; y de la genética, a través de la epigenética -modulación de la información transmitida por los genes,  que puede evitar la aparición de ciertos padecimientos  con los mencionados cambios en el estilo de vida-, nos permiten comprobar la “buena acción” de las terapéuticas naturales sobre la evolución de síntomas y enfermedades.

 

BENEFICIOS de la medicina naturista: 

La alimentación y el uso de remedios naturales, bien indicados,  no tienen efectos secundarios ni causan algunos inconvenientes que pueden tener los medicamentos químicos:   quiero aclarar nuevamente que no descartamos el medicamento cuando es necesario su uso: antes bien, consideramos que en muchos casos ambos tratamientos se ayudan y acompañan mutuamente.

Otra ventaja de la medicina naturista es que no se presenta lo que se denomina  “falta de adherencia al tratamiento”, es decir, que el paciente se cansa de tomar los medicamentos, o estos le causan problemas digestivos u otros, olvida los horarios, no realiza los controles indicados, etc.: no es el caso de los remedios naturales, que en general se acompañan con indicaciones de cambios en el modo de vida, que ayudan al paciente a controlar él mismo su uso: si bien hay indicaciones precisas en los primeros tiempo, es frecuente que luego, el mismo paciente conozca sus síntomas y recurra al remedio que necesita.

Entre los inconvenientes podemos citar:

*el tiempo más largo para reaccionar ante el remedio: puede suceder en aquellos síntomas más antiguos, pero se puede compensar con un período de recuperación de los síntomas más prolongado…a veces de meses, años…o en algunos casos, durante toda la vida;

Es frecuente recibir en el consultorio pacientes que ha venido una o dos veces y concurren después de mucho tiempo, por el mismo o por otro síntoma… o acompañando a algún familiar, y escucharlos decir: “Se acuerda de la tos..?, o del eccema que tenía?…nunca más lo tuve!!.”

*aunque la indicación de los remedios naturales es sobre todo en enfermedades crónicas, hay remedios sintomáticos, que ayudan inmediatamente al paciente, como es el caso de la Drosera, para la tos, o la arcilla blanca –o Bolus- en las gastritis,

*otro inconveniente, y muy importante, es el uso de remedios dichos naturales cuya eficacia no ha sido comprobada ni por la farmacología ni por el uso tradicional, sino que se venden libremente precedidos por la etiqueta: REMEDIO NATURAL.

Si bien suelen usarse, es necesario tener presente que si no hay mejoría en la primera semana, es necesaria la consulta con el profesional que conozca del tema.